¿Qué ver y hacer en Hong Kong? Nuestros 8 favoritos de Hong Kong

Hong Kong es sin lugar a dudas un destino lleno de contrastes y diversidad. Te invitamos a descubrir junto a nosotros un Hong Kong intrigante, sorprendente y multifacético.

 Hoy presentamos nuestros 8 favoritos que nos encanta incluir en nuestros tours:

 

1. Pedir deseos en el templo Wong Tai Sin

Wong Tai Sin es un colorido y concurrido templo, ideal para ser testigo de las creencias y la fé de la gente local a través de sus rituales y ofrendas. ¿Conoces al dios del amor? ¿Sabes cómo fueron elegidos los 12 animales del zodiaco chino? ¿Te animarías a preguntar por tu futuro con la técnica de los palitos de la suerte kau cim? Entre leyendas y simbolismo, aquí podremos preguntar por nuestro futuro a los astrólogos del templo y pedir deseos, ya que dicen que aquí, todos los deseos se vuelven realidad. 

2.  Disfrutar de la armonía del Jardín Nan Lian y Convento Chi Lin

Esta visita es maravillosa para deleitarnos con el silencio, la armonía y el perfecto diseño de un lugar ideal para relajarse y disfrutar de la calma de la naturaleza. Veremos como coexiste la modernidad y lo oriental en un mismo lugar. Aprendemos sobre como se viven las diferentes religiones en Hong Kong, y la importancia del budismo y su práctica en la actualidad.
 Nos encanta compartir la historia del comienzo del budismo y sus enseñanzas prácticas para la vida.

3. Sorprenderse en el mercado local “wet market”

En una visita a Hong Kong no puede faltar ir a un típico mercado llamado wet market donde diariamente la gente local hace sus compras. Veremos y podremos probar frutas exóticas, verduras, productos y mariscos secos, medicina china, carnes y peces (¡vivos!). Esta es una experiencia ideal para ser parte de lo cotidiano de nuestra gente, aprender de sus costumbres y los productos que se utilizan en la gastronomía local.

4. Vivir la intensidad de Mongkok

Mongkok es el distrito comercial más congestionado de Hong Kong. Recorriendo sus calles iluminadas por carteles con luces de neón podrás realmente entender a qué nos referimos al definir a Hong Kong como una ciudad de contrastes. Famoso por sus mercados callejeros, aquí aprenderemos a regatear en el mercado de las mujeres, descubriremos por qué tener peces es algo imprescindible en la cultura local en el mercado de peces, disfrutaremos de los aromas y colores del mercado de flores; y escucharemos a los pájaros cantores que todos los días son paseados en sus jaulas decoradas con porcelana china en el mercado de pájaros. Y si es fin de semana también nos divertiremos con los artistas callejeros que presentan sus shows, karaokes y arte entre más luces de neón.

5. Descubrir los mitos y leyendas del feng shui en Central

Sería injusto identificar a Hong Kong solo por sus altos rascacielos que forman su hermosa silueta, de todas formas, caminar las ostentosas calles de la zona financiera de Central tampoco puede faltar cuando visites Hong Kong. Aquí podremos enseñarte sobre las fascinantes prácticas del Feng Shui y su rol en la arquitectura a lo largo de la historia. Entre mitos y leyendas, quedarán grabados en tu memoria los sobrenombres de cada rascacielo.

6. La espectacular vista desde The Peak

El punto más alto de la isla de Hong Kong es sin dudas donde encontramos las mejores vistas panorámicas para apreciar la intensidad de los rascacielos y su mezcla con la naturaleza. Los más deportistas podrán optar por realizar una corta caminata donde encontrar las mejores vistas mientras nos escapamos una vez más de la congestionada ciudad. Para volver, utilizaremos el famoso funicular Peak Tram, un transporte con más de 100 años de historia.
 Nos encantan las alturas, por lo tanto, si no subimos a The Peak, seguro incluiremos un edificio alto, otra montaña o un bar donde mezclar una hermosa vista con una refrescante bebida y un merecido descanso.

7. Utilizar transportes públicos

El transporte público en Hong Kong es la forma más práctica, rápida y auténtica de viajar en Hong Kong, por eso optamos por realizar nuestros tours mezclando caminatas con diversos transportes públicos. No hay mejor opción para cruzar entre Kowloon y la isla de Hong Kong que disfrutando de la magnífica vista de la silueta de Hong Kong en el famoso barco Star Ferry, otro transporte con más de 100 años de historia. ¡El viaje en Star Ferry es ideal para tomar muchas fotos!

8. Comida, comida y comida

No es posible disfrutar de un destino con el estómago vacío. Una de nuestras frases favoritas es “Hong Kong es el mundo en miniatura”, y realmente cobra mucho sentido cuando hablamos de comida ya que aquí podrás encontrar todas las cocinas del mundo en pocos metros cuadrados y con productos de excelente calidad. De todas formas, creemos que para vivir un lugar, no hay nada mejor que probar la gastronomía local.
Hagamos una lista: dim sum (siu mai, har gao, chicken feet) ✔, albóndigas de pescado (fish balls) ✔, ganso ✔, pollo y cerdo asado (char siu) ✔, wonton ✔, fideos de arroz ✔, arroz frito ✔, cerdo agridulce ✔, cangrejo picante ✔, sandwich de huevos revueltos ✔, pan de piña (pinapple bun) ✔, tartas de huevo ✔, waffle de huevo ✔, postre de tofu ✔, té con leche de Hong Kong ✔.

Nuestro equipo de 6 anfitriones ofrece una forma de viajar y conectar con la cultura y tradiciones de Hong Kong a través de experiencias únicas, privadas y a medida; inspiradas en los gustos, intereses y necesidades de cada persona.

 

 

Compartir28
Twittear
+1
Pin
28 Compartir